Murió el pescador, Sergio Pérez Castro


Por Gil Vicente Galindo

En horas de la madrugada de este miércoles 16 de agosto, dejó de existir en la Unidad de Medicina Familia del Instituto Mexicano del Seguro Social, el conocido dirigente de colonos de la vieja guardia Don Sergio Pérez Castro popularmente conocido como “El Pescador” a sus 56 años de edad.
Su fallecimiento ocasionado por un infarto, causa a estas horas una profunda consternación entre familiares, múltiples amistades y conocidos.
Don Sergio Pérez Castro, era originario de La Laja, Veracruz de donde llegó a San Fernando a los campos pesqueros para trabajar desde su juventud, llegando a ser líder nacional de la Unión de Cooperativistas Pesqueros hasta el año 1998.
En 2000 ya estaba radicando en Reynosa en la colonia 20 de Noviembre a un costado de Unidad Obrera,  comercializando marisco fresco que él mismo traía con sus hijos de los campos pesqueros como Media Luna y Carbonera.
El primero de Mayo del 2005, encabezando a un gran número de personas sin patrimonio alguno, invadió una área ejidal perteneciente al Ejido La Laguna, que algunos particulares dedicados a la venta de terrenos con casas de FONHAPO decían que era de ellos, lo que activó una serie de denuncias inventadas que llevaron al líder injustamente por 9 meses al Centro de Readaptación Social.
Se le acusó de invasión de área particular, robo, pandillerismo, lesiones y demás cargos en los que hubo más de 60 denuncias todas ellas financiadas por gente muy poderosa.
A la fecha continuaban acercándose al dirigente muchas de las personas que sirvieron de chivos expiatorios en aquella ocasión para pedirle disculpas por haber testificado su contra en aquel voluminoso y polémico expediente. Don Sergio a todos los perdonó, pues, afirmaba que esas personas habían sido tentadas en su codicia aprovechando su condición económica.
Publicaciones como Proceso, hacen constar que fue una vendetta política, en la que intervinieron personas del crimen organizado, muriendo en el acto con 15 balazos de R-15 en su cuerpo, su hijo Sergio Pérez Mejía y quedando gravemente herido don Juan Sobrevilla Valdez, dentro del vehículo que tras el atentado se proyectó al canal desalinizador que corre paralelo al Libramiento Luis Donaldo Colosio, a 20 metros del Libramiento Oriente.
En el sepelio de su hijo estuvo presente el entonces alcalde de Reynosa y hoy Gobernador del Estado de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, todo su cabildo; el líder de la bancada panista del Congreso del Estado y dirigente del CDE del PAN, Alejandro Sáenz Garza (qepd), así como también el diputado Alfonso De León Perales, compadre de Pérez Castro.
Desde aquella ocasión, hace más de 11 años, don Sergio no volvió a ser el mismo.
A don Sergio le sobrevive su esposa doña Beatriz Mejía Camarillo Vda. de Pérez Castro, sus hijos Francisco, la profesora María del Rosario (Charito) y América, así como sus yernos y nueras José Luis Yebra Deleija, Marcos Azuara, Sanjuanita de Pérez y Cristina Ramírez Vda. De Pérez, así como nietos y demás familiares.
Descanse en paz, honorable ciudadano y fino amigo.

Anterior Invasores no tendrán servicios de luz y agua
Siguiente LOTERÍA política por Isael Castillo

No hay ningún comentario

Deja tu mensaje