LOS PRIVILEGIOS DE LOS SINDICALIZADOS


Trabajadores de la CFE, IMSS y de PEMEX, además de sus nada modestos sueldos, tienen privilegios que los ciudadanos sufren como el cobro excesivo de servicio, combustibles y el retraso en la atención médica

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- Ser trabajador sindicalizado de Petróleos Mexicanos (Pemex), Comisión Federal de Electricidad (CFE) o el Instituto Mexicano del Seguro Social es un lujo.

Los contratos colectivos de dichas dependencias otorgan un jugoso paquete de beneficios, que van desde no pagar el servicio de electricidad, vales para combustible y apoyos para la despensa alimenticia de acuerdo con tu sueldo base. Y quizás lo más importante, y lo más pesado para el erario público: sus esquemas de pensión que en algunos casos incluyen jubilaciones al 100% a los 55 años.

Pero también puede agregarse en la lista de “conquistas laborales”, el pago de lavandería, artículos deportivos y claro está, jugosos bonos para que disfruten de sus largas vacaciones.

Beneficios todos muy superiores a los de la gran mayoría de los empleados del sector privado.

Se estima que más de 30 mil tamaulipecos pertenecen a los sindicatos de estas tres empresas, la mayor parte de Petróleos Mexicanos, sobre todo en el sur de Tamaulipas, donde a pesar de los recortes que se han registrado en los últimos años, laboran más de 15 mil personas en los diferentes centros de trabajo. Mientras que el sindicato de trabajadores del Seguro Social cuenta con una base gremial de 12,500 empleados.

Pemex: lujos y derroches
A pesar de la crisis económica que vive y el pasivo laboral que enfrenta la petrolera mexicana, el sindicato de trabajadores de Petróleos Mexicanos, que encabeza Carlos Romero Deschamps, aumentó las prestaciones como parte de las negociaciones del contrato colectivo 2017-2019.

Quizás lo más atractivo de ser un trabajador de Pemex es su esquema de pensión y jubilación.

El promedio de edad de retiro ahí es de 55 años, y mientras en otras empresas estatales el porcentaje de pensión depende de los años trabajados, ahí siempre es del 100%; es decir todos los trabajadores pensionados seguirán ganando el mismo sueldo que percibían mientras trabajaban.

Además de sus pagos, los trabajadores retirados tienen otros beneficios como atención médica y medicinas para ellos y sus derechohabientes; bonificación por venta de productos gas y gasolina; cuota para canasta básica; aguinaldo, préstamos y ayuda para gastos funerarios.

En caso de fallecimiento del jubilado, los beneficiarios reciben un porcentaje de la pensión que puede ser hasta de 100%, entre otros.

El problema es que el pasivo de Pemex no deja de crecer. A diario,  paga 83 millones 259 mil pesos a 128 mil 542 pensionados y jubilados.

Según sus cálculos, el monto de las pensiones que Pemex paga se incrementa 2.7 por ciento anualmente. Para tener una idea del tamaño de la bolsa que la petrolera necesita solo para pagar pensiones según la tendencia, en el año 2120 requerirá de 880,137 millones 700 mil pesos anualmente, casi 900 mil millones de pesos por año.

La cúpula del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) también salió beneficiada en las últimas negociaciones, pues logró conservar salarios y prestaciones, viáticos, ayuda para transporte y gastos conexos foráneos para 73 funcionarios del Comité Ejecutivo General, que incluye también a asesores sindicales y al
Consejo General de Vigilancia.

Estos beneficios se otorgarán de igual forma a 90 integrantes de las comisiones nacionales mixtas, 158 comisionados nacionales y 12 comisionados adscritos directamente a las órdenes del Secretario General del STPRM, personal burocrático que no es productivo para la empresa petrolera.

Por si fuera poco, como parte de la cláusula 251 del contrato colectivo, Pemex debe pagar hasta los lujos de las altas esferas del gremio petrolero en el país.

Café gourmet, pensión para autos, papelería, accesorios para celular, persianas, reparaciones de autos, revistas, boletos de avión, hasta los recibos de la CFE y pensiones alimenticias, son tan sólo algunos de los beneficios con los que cuentan.

Los empleados obtienen apoyos en canasta básica, gasolina, gas doméstico, becas, seguros de vida, además de más fondos para vivienda, transporte, viáticos para alojamiento y hasta comidas diarias.

Las bonificaciones por concepto de gasolina y lubricantes para los sindicalizados pasaron de 287 y 311 pesos diarios a 314 y 340 pesos; para gas doméstico, de entre 76 y 78 pesos a 83 y 85 pesos al día, según los tabuladores vigentes en el contrato actual.

La cláusula 183, establece en el caso de la canasta básica, que Pemex dará a los trabajadores 3 mil 577.30 mensuales, en comparación con los 3 mil 244.70 que recibían hasta julio pasado.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), advirtió desde el 2016 de una mayor crisis financiera al interior de Pemex, si su administración no hace algo para cerrar la llave a los beneficios económicos de los trabajadores, cada que se sienten a negociar con el sindicato de Romero Deschamps.

El único cambio que se reportó fue en el contrato de jubilación, donde se establece que los trabajadores contratados a partir del 1 de enero de 2016 se incorporan a un régimen de cuentas individuales (Aportación Definida), a través de un mecanismo único de ahorro para financiar su retiro.

CFE sigue siendo atractiva
A pesar de que en los últimos dos años se redujeron las prestaciones para los electricistas, estos siguen recibiendo beneficios laborales muy superiores a los del promedio.

El más polémico es el “subsidio” de energía eléctrica por parte de la compañía para sus empleados, que se ha disminuido, pero sigue existiendo.

En pesos se le otorgan casi tres mil pesos mensuales en promedio y aunque la CFE supone que el consumo medio de los afiliados al Sindicato único de Trabajadores Electricista de la República Mexicana (Suterm) es de 350 horas por mes, se estima que promedia más del triple en ciudades como Nuevo Laredo, Reynosa o Victoria.

Además, en el caso de los electricistas, la fidelidad al sindicato cuenta con recompensa para la cartera.

A partir de los 15 años de servicio los trabajadores de la CFE reciben una gratificación por antigüedad equivalente a 45 días de su salario tabulado. Después de este periodo reciben una compensación cada cinco años y a los días equivalente a la compensación se les suman 30 días.

La CFE cuenta también con casas que otorga de manera gratuita a algunos de sus trabajadores jefes de familia y de las que se encarga de dar manutención y proveer seguridad.

Sus trabajadores solteros también tienen esta prestación, pero para ellos la Comisión cuenta con habitaciones colectivas en sus campamentos. Esto de acuerdo con la cláusula 66 de su contrato colectivo.

Cuando los trabajadores están solteros, sus padres y sus hermanos menores de 16 años que dependan económicamente de ellos contarán con cobertura médica, siempre y cuando no sean beneficiarios de esta prestación por otra empresa.

Pero para corroborar que los beneficiarios cumplan con estos requisitos sólo es necesaria la palabra del trabajador, según lo establecido en la cláusula 63.

En caso de que sea casado la cobertura médica la tendrá la persona con la que tenga vida conyugal, los hijos que no estén casados y los padres del trabajador.

Si el trabajador fallece, los familiares beneficiados recibirán servicio hasta un año después de la fecha de la muerte del trabajador.

El Instituto Mexicano del Seguro Social es el encargado de prestar la atención médica a los trabajadores y beneficiarios.

Reciben hasta un monto de 305 pesos anuales para el “fomento de la cultura física”, y les entregan útiles y equipos deportivos a cada centro de trabajo para sus trabajadores.

También reciben ayuda para la despensa 30% sobre el salario tabulado de cada trabajador.

Estas y más prestaciones son parte de lo que se considera como salario percibido y tienen como base un salario tabulado, mismo que puede ir desde los 4 mil 176 pesos mensuales en caso de un auxiliar de servicios o un archivista, hasta los 25 mil 600 pesos para un supervisor de servicios.

No obstante, con las prestaciones el salario percibido de ese archivista puede ser de entre 9 mil y 10 mil pesos libres de impuestos y de más de 60 mil pesos para el supervisor sindicalizado.

Asimismo, los trabajadores de confianza o no sindicalizados tienen la oportunidad de aspirar mayores sueldos, pero menos o diferentes prestaciones.

IMSS: bolsa de trabajo
El beneficio laboral que más llama la atención en el Seguro Social es la preferencia que tienen familiares de los sindicalizados para ocupar las vacantes que se van abriendo.

Este mismo año, en Tamaulipas se entregaron 180 plazas en los diferentes hospitales de la entidad a familiares de sindicalizados.

De acuerdo al contrato colectivo del Sindicato del IMSS; cuando se abre una bolsa laboral, los agremiados presentan las solicitudes de sus familiares cercanos y el Instituto elige a quienes se supone que cumplen con los mejores perfiles.

Este beneficio aplica incluso en el caso del personal médico.

El otro gran atractivo de los empleados del Seguro es su plan de vacaciones y las jubilaciones. Una vez cumplidos los 30 años de servicio cualquier trabajador del sindicato, sin importar su edad, puede jubilarse con la cantidad máxima de pensión.

Los trabajadores, por cada año efectivo de servicio, los trabajadores disfrutarán de un período mínimo de vacaciones de 16 días hábiles.

Lo que significa que un trabajador del seguro social cuenta con 10 días más de vacaciones a partir del primer año que cualquier trabajador que tenga solo las prestaciones de ley. Además, el aumento anual es de un día hasta llegar a 20.

Las vacaciones pagadas son lo de menos. Para que los trabajadores disfruten aún más estos días reciben una ayuda para actividades culturales y recreativas equivalente a 23 días de su salario después del primer año de trabajo. Después se agregan dos días por cada año trabajado hasta los 31 días.

La lavandería también va por cuenta del erario. El Instituto proporcionará ropa especial, uniforme y calzado, de buena calidad y acorde al clima de cada región, así como servicio de lavandería a los trabajadores que lo necesiten por la naturaleza de sus labores.

Y por supuesto tanto trabajadores, parejas, hijos y padres de los trabajadores están respaldados por el IMSS para cualquier asistencia médica, dental, quirúrgica, obstétrica y farmacéutica que requieran.

En la CFE

1. Casa-habitación con cargo al erario. La CFE cuenta con viviendas que otorga de manera gratuita a sus trabajadores jefes de familia. Sus trabajadores solteros también tienen esta prestación, pero para ellos la Comisión cuenta con habitaciones colectivas en sus campamentos. Esto de acuerdo con la cláusula 66 de su contrato colectivo.

2. La fidelidad al sindicato. A partir de los 15 años de servicio los trabajadores de la CFE reciben una gratificación por antigüedad equivalente a 45 días de su salario tabulado. Después de este periodo reciben una compensación cada cinco años y a los días equivalente a la compensación se les suman 30 días. Cláusula 81.

3. Ayuda al deporte. Cada trabajador tiene derecho a recibir un monto de 305 pesos anuales para el fomento de la cultura física, asimismo la comisión entregará útiles y equipos deportivos a cada centro de trabajo para sus trabajadores. Cláusula 71.

4. La CFE paga los gastos funerarios de sus sindicalizados. No importa si la causa de muerte no está relacionada con el trabajo, a la familia de cada sindicalizado se le entrega un monto de 100 días de salario -no menos de 45 mil 200 pesos- para gastos que resulten del sepelio.

5. Tratamientos en caso de adicción. Los trabajadores tienen derecho a recibir por una sola ocasión un tratamiento de rehabilitación para adicciones con cargo a la comisión. Este tendrá un plazo máximo de seis meses y el trabajador continuará cobrando su salario durante este tiempo.

De llegarse a extender por más de 165 días, que ya no son pagados, el contrato del trabajador queda finalizado, esta prestación también se incluye en la cláusula 62.

En el IMSS

1. Para que siempre tengan un techo bajo el que vivir, por concepto de ayuda para el pago de renta de casa-habitación, el IMSS paga a sus sindicalizados una compensación mensual de 450 pesos. Más 52% de su sueldo base para el mismo concepto.

2. Bono por trabajo extra
A trabajadores Médicos, Estomatólogos y Cirujanos Máxilo-faciales se les concede una compensación del 20% del sueldo tabular si destinan parte de su jornada o en adición a ella a la visita de derechohabientes en clínicas o a domicilio.

3. La defensa jurídica va por cuenta del IMSS. El Instituto está obligado a llevar la defensa de cualquier trabajador que sea denunciado, detenido o demandado por causas relacionadas con el cumplimiento de su trabajo como servidor del IMSS. Las fianzas, pasajes y cualquier gasto originado por el proceso también van con cargo al Instituto.
4. Super aguinaldos

Mientras un trabajador común tiene derecho a un aguinaldo anual de 15 días de salario como mínimo. Un trabajador del IMSS goza de un aguinaldo de tres meses de su salario nominal. Cláusula 107. Además, este monto está libre de cualquier impuesto ya que el IMSS se encarga de pagarlos todos.

Anterior Realizan DIF Tamaulipas y Gobierno del Estado
Siguiente TEMEN QUE SEDATU ‘SE VAYA SIN PAGAR’

No hay ningún comentario

Deja tu mensaje