Inminente devaluación del peso


Noviembre 14 del 2018

Por Jesús Rivera
 El economista Alberto González Karam anticipa una devaluación del peso frente al dólar durante el mes de diciembre.
En su calidad de especialista, investigador y catedrático, presentó una serie de recomendaciones al nuevo Gobierno Federal para evitar la caída del valor de nuestra moneda ante las presiones que existen por parte de los mercados interno y externo.
A continuación el texto completo de su análisis: El Día del Economista, en mi calidad de experto, especialista, investigador, docente y estudioso en materia monetaria, le recomendé lo siguiente al Presidente de la República Electo: Nombrar con carácter urgente un equipo de transición del Banco Central, a fin de cuantificar y valorar los actuales desequilibrios; contrarrestar el segundo error de diciembre; evitar la devaluación del peso mexicano en el primer mes de la próxima administración; y modificar la actual Política Monetaria, a fin de preparar el nombramiento del Subgobernador del Banco de México a partir de diciembre del 2018 y 3 de los 5 miembros de la Junta de Gobierno en el trienio 2019-2021.

Cual sería mi sorpresa al presentar su renuncia al cargo de Subgobernador del Banco de México, Roberto del Cueto Legaspi, con efectos a partir del 30 de noviembre del presente año, correspondiente a su segundo periodo que inició el primero de enero de 2015 y concluiría el 31 de diciembre de 2022.

En nuestro país se requiere realizar los cambios y ampliar las funciones del Banco de México (BANXICO) para que se convierta en promotor del desarrollo y del crecimiento económico, evitando la intervención directa de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en las decisiones de la política monetaria y cambiaria en la Comisión de Cambios, así como defender el peso mexicano de la devastadora devaluación en puerta que afectará a todas las empresas y los hogares de la mayoría de los mexicanos.

Es necesario analizar los mecanismos para atraer inversiones provenientes de fondos soberanos extranjeros.

Se requiere impulsar reformas profundas al sector educativo que eleve la calidad, la eficiencia del gasto y la cobertura de la educación.

Es indispensable impulsar la competitividad del país como política de Estado a favor del desarrollo y el crecimiento económico para competir con éxito en el mercado mundial, así como elevar el nivel de vida de la mayoría de la población que se encuentra actualmente en condiciones de pobreza.

En el país se necesita adoptar esquemas más eficientes para aumentar la rentabilidad de las inversiones en energías renovables.

Es importante destacar la urgencia de promover un mercado laboral dinámico, eficiente y productivo, que impulse la competitividad, la capacitación y oferta de empleo, siempre salvaguardando los derechos constitucionales de los trabajadores y su calidad de vida.

Se requiere revisar la política comercial para fortalecer el mercado interno, la generación de empleo y la capacidad exportadora de la economía nacional.

Es necesario establecer una política social de Estado que considere la simplificación y transparencia en las reglas de operación; el establecimiento de un padrón único de beneficiarios; evite la duplicidad y dispersión de los programas sociales; favorezca su bancarización y descentralización, y dote de mayor autonomía al órgano de evaluación.

Es indispensable el diseñar una política fiscal que permita incrementar la participación de los ingresos públicos no petroleros en el Producto Nacional.

El país requiere un gran rescate social, que permita atacar directamente el asunto de la desigualdad que tiene su origen en los grandes y graves problemas de migración, desempleo y pobreza.

Es necesario ejercer el presupuesto de manera oportuna, eficiente y eficaz, considerando la revisión de las reglas de operación de los programas, evitando la excesiva corrupción de los servidores públicos federales, estatales y municipales.

Se requiere simplificar y desregular los trámites en los tres órdenes de gobierno que inhiben la productividad.

Es importante la creación de un Consejo de Inversiones que de manera eficaz se haga cargo de proyectos específicos desde su construcción hasta el inicio de su operación.

El eje central de la independencia económica, será el impulso, fomento, promoción, apoyo y seguridad fiscal a los inversionistas, empresarios y emprendedores, principalmente a los micro, pequeños y medianos empresarios para incrementar la inversión, producción y generación de empleos estables y mejor remunerados.

Anterior Arrancó 3er Foro Educativo de Comercio Exterior
Siguiente Reciben apoyos familias de San Fernando

No hay ningún comentario

Deja tu mensaje