Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, una aventura en Bellas Artes


Por Juan de Dios Gómez.- Con solo 100.00 pesos que me dio mi padre en el año de 1971, me fui a la ciudad de México a perseguir un sueño, pertenecer al Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.

El boleto me costó 80 pesos, me quedaron 20 pesos para sobrevivir en la ciudad más grande del país.

Por fortuna un mes antes había ido a la ciudad y me fui a la función del Ballet invitado por un compañero que ya estaba bailando ahí, y al llegar nuevamente a la ciudad, inmediatamente me fui al Palacio de la Bellas Artes donde volví a ver la función, para esto ya le había comentado a mi compañero que me pensaba quedar a buscar una oportunidad de bailar en dicho ballet, me dijo no te preocupes por alojamiento, todos llegamos así y nos damos la mano unos a otros.

Llegué en diciembre de 1971, pasé solo Navidad y Año Nuevo pues los compañeros del departamento todos tenían compromisos, dos días después me dijeron, vamos a Vips quieres venir? iluso de mí que pensé, me van a pagar la cena, pero no, cada quien pagaba lo suyo y ahí se fueron mis 20 pesos.

Ahora el problema era la alimentación, afortunadamente en ese entonces en el callejón Héroes del 57 que quedaba a dos cuadras de bellas artes había un restaurancito de comida corrida al que iban a comer varios compañeros, el dueño a todos los que llegaban a tratar de entrar al ballet les fiaba la comida hasta que entraban al ballet y le podían pagar, así duré 3 meses hasta que logré realizar mi sueño de pertenecer al ballet y ya le pude pagar… CONTINUARÁ

 

Anterior Más de 25 eventos durante la semana Medio Ambiente
Siguiente DIF Tamaulipas realiza Torneo de Golf para recaudar fondos para programa de orfandad

No hay ningún comentario

Deja tu mensaje