Avión presidencial dice adiós a México


EL TP-01 ‘JOSÉ MARÍA MORELOS’, DESPEGÓ DEL HANGAR PRESIDENCIAL CON DESTINO AL AEROPUERTO DE LOGÍSTICA DEL SUR DE CALIFORNIA.

Agencias
México.- El avión presidencial, TP-01 José María Morelos y Pavón, despegó este lunes del Hangar Presidencial con destino al aeropuerto de logística del sur de California, en el condado de San Bernardino, donde será resguardado.
A las 11:29 horas, la aeronave emprendió vuelo hacia el inmueble elegido por Boeing, fabricante del avión, para su mantenimiento y resguardo previo a su venta.
El avión de 57 metros de longitud cuenta con capacidad de 80 pasajeros, fue utilizado durante 2 años 10 meses para realizar un total de 214 operaciones y recorrió una distancia superior a los 600 mil km, de acuerdo con Jorge Mendoza, director de Banobras.
El Boeing modelo 787-8 fue utilizado para el transporte del Ejecutivo Federal desde el 3 de febrero del 2016 y costó 125.4 millones de dólares, de acuerdo con la Sedena.
Cuenta con un área donde viajaba la prensa y elementos de seguridad, que es la más grande de la aeronave. Ahí, todos los asientos cuentan con pantalla y las personas tenían acceso a WiFi durante todos los vuelos.
El avión presidencial, TP-01 José María Morelos y Pavón, despegó este lunes del Hangar Presidencial con destino al aeropuerto de logística del sur de California, en el condado de San Bernardino, donde será resguardado.
A las 11:29 horas, la aeronave emprendió vuelo hacia el inmueble elegido por Boeing, fabricante del avión, para su mantenimiento y resguardo previo a su venta.
El avión de 57 metros de longitud cuenta con capacidad de 80 pasajeros, fue utilizado durante 2 años 10 meses para realizar un total de 214 operaciones y recorrió una distancia superior a los 600 mil km, de acuerdo con Jorge Mendoza, director de Banobras.
El Boeing modelo 787-8 fue utilizado para el transporte del Ejecutivo Federal desde el 3 de febrero del 2016 y costó 125.4 millones de dólares, de acuerdo con la Sedena.
Cuenta con un área donde viajaba la prensa y elementos de seguridad, que es la más grande de la aeronave. Ahí, todos los asientos cuentan con pantalla y las personas tenían acceso a WiFi durante todos los vuelos.
ASÍ ES POR DENTRO…
El avión presidencial tiene una alcoba con cama queen size, baño con ducha y un salón de trabajo con sala, pantallas de plasma y una caminadora eléctrica.
Así viajaba el comandante supremo de las Fuerzas Armadas. Los pilotos tienen espacio para un camarote en donde se puede dormir y un sillón de descanso en un mezzanine.
La parte media del tren de avión es la zona íntima para uso presidencial. Hay una alcoba con dos clósets y un baño amplio con espejos, acabados de mármol y una regadera con paredes de cristal.
Una sala contigua tiene un sillón y una mesa de trabajo para que el presidente pudiera tener alguna reunión. Ahí, en un clóset, se guarda la caminadora eléctrica en la que el expresidente Enrique Peña Nieto —aficionado a correr maratones— podía hacer ejercicio en pleno vuelo.
En la parte frontal del avión hay una zona para el gabinete presidencial, con asientos espaciosos y mesas. La parte anterior —en la que solían viajar los reporteros— tiene asientos con menos espacio y sin mesa de trabajo. En la parte trasera hay una segunda puerta y el área de cocina con cafeteras y refrigeradores.
En agosto de este año, la empresa GBS Air Entreprises, presidida por Gustavo Jiménez Pons, dijo que estaría dispuesta a pagar mil 900 millones de pesos por la aeronave, la cual rentaría para servicios VIP en el sector entretenimiento, para trasladar a grupos musicales, y además para arrendarlo a jefes de Estado que no cuentan con uno.
Anterior Juicios contra Eugenio tardarían hasta 4 años
Siguiente Registra IETAM a 11 aspirantes a Independientes

No hay ningún comentario

Deja tu mensaje